CÓMO CUIDAR SU PIANO ACÚSTICO

Si acaba de adquirir un piano acústico, estas sencillas recomendaciones le harán disfrutar de él durante mucho tiempo.

Debe saber que nuestros pianos acústicos tienen una garantía de 5 a 10 años, a contar desde el primer comprador contra cualquier defecto de fabricación. Esta garantía cubre la sustitución de piezas defectuosas, así como la mano de obra.  Quedan excluidas de la garantía las reparaciones producidas por el desgaste natural del instrumento o aquellas que se produzcan por negligencia en su conservación, transporte o deficientes condiciones climáticas. La garantía no cubre el transporte del instrumento, en el caso de ser necesario para su reparación, ni las afinaciones, regulaciones y demás trabajos necesarios para el correcto mantenimiento del instrumento.

Es importante saber que todas las actuaciones, acondicionamientos, arreglos y reparaciones tienen que ser efectuados por un Técnico Autorizado por el Distribuidor. Por lo que si se detectase manipulación por parte de personas no cualificadas ni autorizadas, la garantía no tendría validez alguna.

CONSEJOS IMPORTANTES

Un buen cuidado y un correcto mantenimiento del instrumento le permitirán disponer de su piano en las más óptimas condiciones durante muchos años:

  • Evite colocar su piano contra una pared exterior, ni cerca de una fuente de calor como radiadores, estufas o luz solar.
  • La humedad relativa es fundamental para la mejor conservación del instrumento, y su nivel debería estar entre 40-65%.  Igual que no resulta bueno un exceso de humedad, tampoco es recomendable una excesiva sequedad.
  • En la medida de lo posible, evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Para quitar el polvo del instrumento, solamente limpie el mueble con un plumero o con una bayeta muy suave, frotando levemente.
  • Nunca limpie el teclado con líquidos que contengan alcohol, ya que podría agrietarse y cambiar de color. Solo será suficiente con una bayeta suave y ligeramente humedecida con agua. Nunca limpie las teclas en sentido izquierda-derecha, deben ser limpiadas en su misma dirección longitudinal (desde el interior hasta el exterior del teclado) y sin que la bayeta toque la madera de los laterales de cada tecla.
  • A los 6 meses de la adquisición es conveniente una afinación del instrumento.
  • A los 12 meses se aconseja además de la afinación, un ajuste de la maquinaria, la regulación de los pedales y dependiendo del piano, una entonación.
  • A partir de esta fecha, va a ser el uso que se haga del instrumento quién nos pedirá las próximas actuaciones sobre él. Siendo siempre conveniente cada seis meses revisar el instrumento para asegurarse que está en una condición óptima para dar los mejores resultados y tener la mejor respuesta a lo que el pianista espera de él.
  • En cualquier caso, una afinación y revisión anual sería el mínimo imprescindible para el correcto mantenimiento del piano acústico.
¡Bienvenidos a la gran familia pianística!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.